jueves, 5 de febrero de 2009

Antuco, a las puertas del cielo


Agua y el sol, entre la cordillera y el lago. Parece ser que la etimología mapuche del nombre de comuna de Antuco (Antu=sol; co=agua en mapudungún) no pudo ser puesto más a propósito.

Sí, porque a poco más de mil 300 metros sobre el nivel del mar, en medio de la cordillera de Los Andes, el imponente lago Laja, en la tranquilidad de las alturas, casi roza el cielo. Y kilómetros más abajo de ahí, el agua límpida y fresca del río Laja se desliza rumorosa entre escarpadas paredes en el valle que le da su nacimiento. Así es la vida en Antuco.

En el área urbana de esa localidad destaca la parroquia de la Inmaculada Concepción y algunas construcciones típicas de cordillera con paredes de piedra y piedra laja. Una característica que se da en las tardes de verano es que el agua irrumpe en las calles de la ciudad navegando tranquilamente hasta el perímetro central.

Ubicado a 60 kilómetros al oriente de Los Angeles, Antuco tiene 4 mil 236 habitantes que viven en mil 952 kilómetros cuadrados. Además del pueblo, Antuco se compone de una serie de localidades montañesas,como las Villas Las Rosas, Peluca, Los Canelos, Abanico, Mirrihue, Coihueco y Alto Antuco. La mayor concentración humana se encuentra en la localidad del mismo nombre, donde se ubica la Municipalidad como eje del desarrollo de la zona.

Pero las verdaderas bellezas naturales están desde el pueblo hacia la cordillera: el valle y el lago Laja, Sierra Velluda y el volcán Antuco, entre las principales.

No hay comentarios: